Este libro

Este libro

Para qué y para quiénes

Este libro es una herramienta para facilitar la lectura de textos de estudio, especialmente los del nivel superior, y lograr una mejor comprensión. Por lo tanto, está destinado a quienes sientan la necesi­dad de leer con más eficacia. Con este objetivo proponemos el aprendizaje de algunas estrategias de lectura que se consideran especialmente aptas para desarrollar una lectura reflexiva de textos teóricos. Esas estrategias de comprensión se pueden enseñar y aprender, y el hecho de que algunas personas las dominen no es producto de la casualidad.

Además, debemos aclarar que las prácticas y estrategias de lectura que ofrecemos en este libro están vinculadas con los aspectos lingüísticos de los textos, es decir con el modo en que es utilizado el lenguaje en los textos de estudio. En efecto, las estrategias lectoras más eficaces son las que tienen en cuenta los recursos lingüísticos que se usan para comunicar el conocimiento y que sirven para que el lector construya el sentido de lo que lee.

Cómo está organizado

La teoría y la práctica

Se trata de un libro eminentemente práctico y sin grandes desarrollos teóricos, pero los trabajos que se proponen están acompañados por las explicaciones necesarias para realizarlos. El único objetivo de esas explicaciones es servir de apoyo a la adquisición de estrategias de lectura, es decir que no tienen como fin la adquisición de saberes especializados, sino de nuevos y mejores modos de leer.

El contenido de los capítulos

El objetivo del primer capítulo es señalar las características propias de la lectura que se requiere en los estudios superiores y mostrar algunos rasgos de los textos que aveces hacen difícil su compren­sión. En el Capítulo 2, mostramos gran parte de los elementos que acompañan un texto. El objetivo es que adviertan la importancia de explorar esos elementos y de procesar la información que dan porque ayudan a construir mejor el sentido de lo que se va a leer. En el capítulo 3, se desarrollan algunas estrategias para ayudar a resolver los problemas léxicos que pueden presentar los textos. En cambio, en el capítulo 4, se presentan estrategias destinadas a identificar la organización de las explicaciones, en tanto secuencia prototípica de los textos de estudio. Ya que se ha comprobado que los lectores que pueden identificar distintas partes de los textos los comprenden mejor. El capítulo 5 está destinado a mostrar la relación entre ideas dentro de las explicaciones. En el capítulo 6, desarrollamos estrategias para identificar los distintos puntos de vista que aparecen en los textos y los argumentos en los que se apoyan. En el capítulo 7, se incorporan algunas otras herramientas para facilitar las interpreta­ciones de los textos, y finalmente, en el capítulo 8 se retoman todas esas estrategias en trabajos prácti­cos integrales.

Los textos utilizados

Para ejemplificar las explicaciones y para diseñar los trabajos prácticos, hemos utilizado fragmentos de los textos que se usan frecuentemente en el inicio de los estudios superiores. Se ha cuidado especial­mente que la selección abarque disciplinas diversas: historia, psicología, economía, antropología, quími­ca, sociología, semiología, ciencias políticas, etcétera.

Cómo usarlo

Recomendamos muy especialmente que los trabajos prácticos se realicen en un cuaderno, carpeta o anotador destinado exclusivamente a ese fin. Esta recomendación se debe a que, aunque es un libro acerca de las prácticas lectoras, las consignas requieren constante trabajo de escritura, porque para leer con fines de estudio, para reflexionar, para pensar críticamente lo que se lee, es necesario, al mismo tiempo, escribir. La escritura genera conocimiento y recordación.

¿Para trabajos en clase o para aprendizaje autónomo?

El libro está pensado para que pueda usarse como material de clase o también para que los lectores lo utilicen de manera autónoma. De todos modos, en cualquiera de los dos casos, es importante saber que en este libro se proponen tres tipos de trabajos:

Preguntas de descubrimiento: se trata de trabajos prácticos que están al principio de cada capítulo, destinados a que los usuarios del libro puedan descubrir por sí mismos algunos puntos que luego se desarrollan. En ellos, nuestro propósito es que los lectores puedan darse cuenta de una dificultad de lectura, o bien de algún aspecto de los textos de estudio. Son preguntas que introducen al tema y no pretenden poner a prueba los conocimientos de los lectores, sino que se espera que les sirvan para adqui­rir mejor un conocimiento nuevo.

Trabajos prácticos de aplicación: destinados a poner en práctica lo que se explica en cada apartado de capítulo. Se espera que estos trabajos sirvan para incorporar efectivamente esos conocimientos.

Por último, al final de cada capítulo, hay Trabajos prácticos de revisión. Su propósito es completar la práctica de lo que se desarrolló por partes en ese capítulo, y también relacionarlo con lo que se hizo en capítulos anteriores.

La recursividad

Tanto las explicaciones como las consignas de los trabajos prácticos tienen un carácter recursivo (re-cursar: volver a recorrer), ya que en muchas oportunidades el texto reenvía a algo que ya se ha dicho, o que ya se ha realizado. Y esta es una razón más para recomendar a los lectores que realicen los ejercicios en algún cuaderno o carpeta. Eso es indispensable para que puedan volver a encontrar sus respuestas fácilmente, porque la única manera de volver sobre ellas cuando el libro así lo pida, será haberlo dejado por escrito.

Insistimos en este aspecto ya que es una característica de este libro: cada capítulo trata un tema, pero en relación con los temas de otros capítulos. En realidad, ningún tema concluye cuando el capítulo se termina. Se intenta así que los lectores con cada trabajo práctico integren una nueva habilidad, el uso de una estrategia, o un nuevo conocimiento que se une a los anteriores, porque esas habilidades estratégicas son las que le facilitarán la comprensión.

Y éste es, en realidad, nuestro propósito: que los usuarios de este libro logren leer con fluidez y eficacia.