CAPÍTULO 5: Las explicaciones: ¿cómo están relacionadas las ideas?

IMAGEN 41

Este capítulo

En el capítulo anterior dijimos que los textos de estudio explican conceptos, ideas, teorías, por medio de razonamientos, y allí analizamos la organización de las explicaciones. En este otro capítulo, nuestro propósito es mostrar cómo están enlazadas las ideas en esos razonamientos. Para comprender una explicación es útil analizar qué partes la componen y también cómo se desarrollan los razonamientos.

Preguntas de descubrimiento

1. En el capítulo anterior, usted leyó este fragmento como un ej emplo de definición colocada al final del párrafo. Léalo nuevamente para responder las preguntas que están a continuación.

El problema económico por excelencia es la escasez y surge porque las necesidades huma­nas son virtualmente ilimitadas, mientras que los recursos económicos son limitados, y, por tanto, también los bienes. Esto no es un problema tecnológico, sino de disparidad entre los deseos humanos y los medios disponibles para satisfacerlos. La escasez es un concepto relativo en el sentido de que existe un deseo de adquirir una cantidad de bienes de servicios mayor que la disponible. Mochón, F. y Beker V., Economía. Principios y aplicaciones, Buenos Aires, Me Graw Hill, 2003, p. 5.

a) ¿Por qué existe la escasez de bienes?

b) ¿Por qué razón, según el texto, los bienes son limitados?

c) ¿Qué relación hay entre que los bienes sean escasos y que las necesidades humanas sean ilimitadas?

IMAGEN 42

2. El fragmento que sigue comienza con una definición del concepto ‘genocidio’ y luego se desarrolla la explicación. Trate de contestar la pregunta que aparece después:

Genocidio. […] La asamblea General de las Naciones Unidas aprobó en 1948 el Convenio sobre Genocidio, sancionándolo como un tipo de “delito contra la humanidad” que se define por la comisión de alguno de una serie de actos con la intención de destruir, en todo o en parte, a un grupo nacional, étnico, racial o religioso como tal (no comprende pues a grupos políticos). Las formas adoptadas por el genocidio pueden ser la matanza o lesiones graves a la integridad física o mental de miembros del grupo, imposición de condiciones infrahumanas de vida con el fin de lograr la destrucción física, medidas tendientes a evitar los nacimientos en el seno del grupo o traslado por la fuerza de los niños a otro grupo.

Di Telia, T. et al, Diccionario de Ciencias Sociales y Políticas, Buenos Aires, Emecé, 2001, p. 301.

a)  ¿Qué formas puede adoptar el ‘genocidio’?

b)  ¿Cómo se desarrolla la explicación de ‘genocidio’ en este fragmento?

IMAGEN 43

En estos dos ejemplos usted acaba de leer dos explicaciones ligeramente diferentes. En la primera, se explican las causas de la escasez, y en la segunda los modos que adopta el genocidio. Estas son las dos formas básicas que adoptan las explicaciones. En algunas, unas ideas están vinculadas como causas o como consecuencias de otras; son las explicaciones de causa o causales. En otras, la explicación consiste en mostrar los aspectos de una teoría, o los modos que adquiere un objeto cualquiera de conoci­miento. Esas son las explicaciones de modo.

Así, cuando usted respondió a las preguntas de descubrimiento, probablemente se haya dado cuenta de que el fragmento de la consigna 1 muestra las causas de la escasez y que los bienes son limitados como consecuencia de que los recursos económicos también lo son.

En cambio, en el fragmento de la consigna 2, el término “genocidio” aparece explicado por sus formas o modos y no por sus causas.

Las explicaciones de causa

En el capítulo anterior decíamos que las explicaciones parecen responder a preguntas explícitas (presentes en el texto) o implícitas (no dichas) y que algunos de esos interrogantes podían ser éstos:

  • Las características de un objeto físico o teórico (“¿En qué consiste?”)
  • Las causas de un fenómeno (“¿Por qué ocurre esto?”)
  • Las causas de una situación política o social (“¿Cómo y por qué se produjo?”).
  • El origen de un concepto (“¿Cómo se generó esta idea?”)
  • Las relaciones entre procesos (“¿Cuáles son las consecuencias de ese hecho? ¿Se da paralela­mente a otros hechos? ¿Cuáles?”)
  • Relaciones entre un hecho y el proceso que le sigue (“¿Cuáles son las consecuencias de ese hecho?”)

Las respuestas a todos estos interrogantes -salvo en el primer caso- constituyen explicaciones que desarrollan causas y consecuencias de hechos, teorías, situaciones, conceptos. Esto significa que en la mayoría de las explicaciones, las ideas están vinculadas por relaciones de causa y consecuencia, o causa y efecto. Es decir que los hechos, los conceptos, los procesos históricos, las teorías se vinculan entre sí mostrando a unos como la causa de otros. Un fenómeno, un hecho, un concepto es la causa de otro y éste a su vez es la consecuencia del primero. Causa y consecuencia son dos maneras de ver una misma relación.

A modo de ejemplo, lea el fragmento que sigue donde aparecen vinculados dos hechos:

La reforma religiosa que impuso Rivadavia, consistente en la supresión de todos los conventos de Buenos Aires salvo cuatro, provocó reacciones de intensidad y peligrosidad inesperadas.

Como usted habrá observado, según el texto, “la reforma religiosa” puede considerarse como la causa de “las reacciones de intensidad y peligrosidad inesperadas” porque las “provocó”. Pero, también, se puede considerar a la inversa: que las “reacciones de intensidad y peligrosidad inesperadas” fueron la consecuencia de “la reforma religiosa”, es decir, aparecieron gracias a ella.

En el fragmento que sigue, en cambio, los que aparecen vinculados como causa-consecuencia ya no son hechos, como en el caso de la “reforma religiosa” del ejemplo anterior, sino que se vincula una teoría del mundo con un modelo científico:

A fines del siglo XIX, el mundo material era concebido como una organización de partículas, por lo que la ciencia adoptó el modelo elementalista y asociacionista, o sea buscadora de elementos básicos y sus leyes de asociación.

Tópf, J., Psicología. La conducta humana, Buenos Aires, Eudeba, 2000 p. 9.

En este fragmento que usted acaba de leer, “el modelo elementalista y asociacionista de la ciencia del siglo XIX” es la consecuencia de la concepción del mundo como “organización de partículas”. También esto se puede leer como una relación inversa: “La concepción del mundo como organización de partículas” es la causa del “modelo elementalista y asociacionista”.

Esta relación causa-consecuencia suele aparecer de distintas maneras:

  1. con palabras (conectores) que lo indican claramente o
  2. con verbos que significan origen o proceso.

Conectores de causa y consecuencia

Se trata de palabras o expresiones que indican:

  • que una parte del texto es causa de la otra o
  • que una es la consecuencia de la otra.

Son palabras y expresiones (llamadas conectores) que lo marcan claramente:

 IMAGEN 44

Ejemplos:

…pensar en términos de paradigma implica tener en cuenta que éstos se hallan en una permanente reformulación teórica, en razón de las continuas argumentaciones y refutacio­nes que los acompañan….

Ciencia Política. Guía de Estudio, Buenos Aires, Eudeba, 2003, p. 21.

La definición de clase de Marx permite identificar a grandes agrupamientos de personas que se diferencian por el lugar que ocupan en un sistema históricamente determinado de pro­ducción social y por su relación con los medios de producción, con los instrumentos de trabajo, independientemente de la voluntad personal. En consecuencia, [Marx] diferencia -en la sociedad capitalista- dos tipos de clases fundamentales: los propietarios y los no propietarios.

Lifszic, S. (comp.) Sociología, Buenos Aires, La Gran Aldea, 2001, p. 64.

Las oraciones donde se señalan causas están básicamente construidas así: primero se nombra la consecuencia (por ejemplo: cerrar la ventana), luego se coloca un conector de causa (porque) y finalmen­te se nombra la causa de la acción anterior (hacer frío). Todo esto pude esquematizarse de esta manera:

 IMAGEN 45

 IMAGEN 46

Trabajos prácticos de aplicación

3. Lea el siguiente fragmento en el que aparece subrayada la causa

El siglo de las luces: el dieciocho

Las ideas principales

Al siglo XVIII se lo denominó el Siglo de las Luces debido a la importancia que le conce­dían los pensadores o filósofos sociales a la Razón.

Lischetti, Mirtha, Antropología, Buenos Aires, Eudeba, 2004, p. 76.

a) Subraye usted la consecuencia.

b) Vuelva a escribir el fragmento comenzando de esta manera:

Como ……………………………………………………………………………………………………………….

4. Identifique en qué parte del texto que sigue se enuncia una causa y marque cuál es la palabra que le sirvió de indicio para encontrarla. ¿Cuál es la consecuencia que se menciona?

Para Gustav Le Bon, todo individuo en una multitud está en un estado de fascinación cuya semejanza con el fenómeno hipnótico es muy grande. Por ello la personalidad consciente desaparece, y con ella la voluntad y la capacidad de discernimiento. El individuo no es consciente de sus acciones y se transforma en una especie de autómata que sigue ciega­mente la orden del hipnotizador.

Scaglia, H. y García, R., Psicología. Fenómenos sociales, Buenos aires, Eudeba, 2005. p. 96.

5. Lea el siguiente fragmento. ¿Cuál es la consecuencia del postulado del Positivismo acerca de qué es lo que debe hacer el espíritu humano?

Según el Positivismo, el espíritu humano debe renunciar a conocer la esencia de las cosas y limitarse a la observación de los hechos de la experiencia y de sus relaciones invariables, de donde surgen las leyes.

El hombre, entonces, alejándose poco a poco del estado teológico (caracterizado por la búsqueda de las causas primeras), y más tarde del estado metafísico (búsqueda de las causas abstractas), encontrará el camino hacia el estado positivo (búsqueda de las leyes relaciónales entre los hechos).

Scaglia, H. y García, R. Psicología. Fenómenos sociales, Buenos aires, Eudeba, 2005. pp. 30-31.

Verbos que indican relaciones de causa y consecuencia

Otra manera de indicar la relación de causalidad es mediante verbos que la expresan como un proce­so. Algunos de ellos son:

depende de,                             

resulta,                                  

determina,

produce,                                  

lleva a,                                  

es el resultado de,

radica en,                               

conduce a,                            

genera

 

 

 

 

 

 

 

 

Ejemplos:

El concepto de cultura ha sido central en el cuerpo teórico de la antropología. El hecho de que nos propongamos su discusión en la última unidad del programa, responde a procurar que podamos a través de su análisis realizar una síntesis.

Antropología. Guía de estudio, Buenos Aires, Eudeba, 2004, p. 101.

La simplificación de la realidad que se realiza para poder estudiarla da origen a los modelos económicos.

Economía. Guia de Estudio, Buenos Aires, Eudeba, 2004, p. 18.

El contexto en el que se produce el conocimiento científico especializado como el contexto de la ciencia de la investigación, está regido por la necesidad de innovar el conocimiento (…) y por la necesidad de justificar esa innovación. Esto determina el hecho de que el artículo de investigación tenga tanto una función informativa como una función persuasiva.

Vallejos Llovet, P. (comp.), El discurso científico pedagógico, Bahía Blanca,
Universidad Nacional del Sur, 2004, p. 43.

El desarrollo de la división del trabajo, sumado al incremento de la población y a la mayor producción de riquezas, lleva consigo la creación de un producto excedente del que se apropia una minoría de no productores, lo que posibilita la aparición de la propiedad privada.

Lifszic, S. (comp.) Sociología, Buenos Aires, La Gran Aldea, 2001, p. 64.

La aparición de nuevas formas de producción transforma las estructuras económicas y trae aparejado el surgimiento de nuevas clases sociales.

González, M. C, Temas de pensamiento científico, Buenos Aires, Eudeba, 2003, p. 86.

Trabajos prácticos de aplicación

6. Lea el fragmento siguiente para contestar las preguntas que siguen.

La expansión de la pequeña industria crea una problemática ambiental característica, que es la vinculada al cubrimiento casi continuo del espacio. Se forma así un tejido urbano confuso donde todo se mezcla: la industria con las viviendas, los depósitos con los negocios, etc., lo que provoca que las actividades se interfieran entre sí. Un ejemplo de esto es la Boca. El principal resultado es un deterioro de la calidad de vida de la población residente en zonas industriales, porque tiene que convivir con ruidos, olores, humos; y a veces con inundaciones, ya que también hubo loteos en bajos cuando el mejor suelo se terminó.

Brailovsky, A. E.y Foguelman, D., Memoria verde. Historia ecológica de la Argentina.
Buenos Aires, Sudamericana, 1992, p. 267.

a) Reconozca en el texto anterior el verbo que indica una relación de causa consecuencia.

b) Escriba en su cuaderno de notas la explicación de cuál es la causa de que “las actividades interfieran entre sí”.

c) Con las palabras “El principal resultado es” comienza a mencionarse una consecuencia, ¿es una consecuencia de qué?

d) En la última oración del fragmento hay un conector “ya que” ¿qué indica?

Otras formas de enlazar ideas de causa y consecuencia

Muchas veces, la explicación adquiere la forma de una demostración. Esto es: se formula una idea o una hipótesis o una teoría, y luego se desarrolla una explicación, un razonamiento, para demostrar que esa idea, o esa teoría o esa hipótesis es válida.

Para mostrar cómo se enlazan las ideas en una explicación, vamos a analizar el texto que sigue.

En primer lugar observe que en el margen aparece señalado un análisis de la organización del texto, tal como lo hemos visto en el Capítulo 4.

 IMAGEN 47

 IMAGEN 48

 IMAGEN 49

Lo que acabamos de ver con la ayuda de los recuadros del margen es la organización del texto, pero para hacer una lectura reflexiva (ver Capítulo 1), es necesario reconstruir el “hilo del discurso” analizan­do cómo están encadenadas las ideas.

Volvamos entonces a la parte de ese texto que en el recuadro aparece como: “Desarrollo de la expli­cación descriptiva”. La última oración de esa parte sintetiza la descripción del proceso de maduración del bebé humano:”Además de los nueve meses de gestación necesita un período bastante prolongado todavía para acceder a una autonomía relativa”. Luego dice “Esta situación….” Y en la palabra “situa­ción” se resume toda la descripción anterior para retomarla y analizarla. Cuando aparecen los conceptos de “socialización” y de “matriz social” vuelven a aparecer palabras que actúan como víncu­los entre una idea y otra:

 IMAGEN 50

“Este pasaje de la predominancia….” remite a todo el desarrollo explicativo anterior. Condensa o resume lo anterior para presentarlo como causa de lo que sigue: “es lo que hace del ser humano un ser eminentemente cultural”.

“Este largo período de dependencia…” otra vez resume lo anterior: todo el párrafo desde “estado de fetalización” y así, al tenerlo condensado en una sola palabra, se puede presentar todo el proceso como la causa de lo que sigue: “Parece ser el elemento que posibilita la diferencia entre éste y el resto de los seres vivos”

Para expresarlo de otro modo:

IMAGEN 51

(CON PIE DE PAGINA: 1. A la inversa, también podría decirse que “se puede diferenciar al hombre de los seres vivos como consecuencia de ese período de dependencia”.)

“podemos decir que el hombre es a la vez causa y efecto de la cultura: es creador de cultura y al mismo tiempo es producto de ella”. La presencia de estas palabras hace evidente que el pensamiento se apoya sobre razonamientos de causa-consecuencia.

Con la condensación de un proceso en una sola palabra, entonces se retoma un concepto anterior y se lo enlaza con las ideas que siguen y así se van encadenando los razonamientos.

IMAGEN 52

Otro ejemplo:

El discurso de la psicología ha legitimado ciertas prácticas que se realizan en la escuela. Hay ciertas decisiones que se toman acerca de las obligaciones de asistencia, permanencia, trabajo y logros de los alumnos que están basados en argumentos psicológicos acerca de la inteligencia, la capacidad intelectual, la normalidad de los sujetos. Esta legitimación de las prácticas pedagógicas por la psicología nos hace considerar que la escolarización es el contexto natural del desarrollo del niño.

Baquero y Terigi, R, “En búsqueda de una unidad de análisis del aprendizaje escolar”,
en Apuntes, UTE, CETERA, Buenos Aires, 1996 (adaptación).

¿Cómo funciona aquí la palabra condensadora?

IMAGEN 53

También se podría volver a formular así:

La escuela se considera un medio natural para el desarrollo de los niños porque las acciones que se llevan a cabo en ella fueron legitimadas o validadas por los discursos de la psicología.

En este otro ejemplo, hemos destacado las palabras que condensan o resumen lo que se expuso antes (el antecedente):

La revolución Libertadora

El movimiento contrarrevolucionario, manifiestamente peronista, careció de la preparación necesaria y derivó en un franco fracaso. La sospecha de la propagación de la rebelión a los sectores obreros no dejó de pesar en el ánimo de Aramburu quien recurrió a drásticas medidas […] Entre el 11 y 12 de junio fueron ejecutados 38 civiles y militares, entre ellos, el general Juan José Valle, cabecilla de la insurrección.

Esta rebelión y la solución instrumentada provocaron el agravamiento de la escisión, ya existente, en el seno de la sociedad argentina.

A.A.V.V. en Introducción al conocimiento de la sociedad y el Estado,
Buenos Aires, Eudeba, 2001, p. 474.

Trabajos prácticos de aplicación

7. En los siguientes fragmentos identifique la palabra que condensa un segmento anterior. En el primer ejemplo ese segmento (antecedente) está destacado.

Fragmento A

Una estrategia habitual con la que se suele tratar de acotar un determinado dominio espe­cífico consiste en relacionarlo con uno o varios campos afines. Con esta interdependen­cia se obtiene una mejor definición y explicación del funcionamiento del concepto en cuestión.

Pozo J. y Monereo C. (coord.), El aprendizaje estratégico, Madrid, Santillana, 1999, p. 153.

Fragmento B

Deriva genética

En cada generación la proporción de genes que posee una población puede variar de mane­ra azarosa. Por azar, algunos genes pueden perderse y otros fijarse en una población peque­ña y no por causa de la selección natural. A este proceso se lo denomina deriva genética y es frecuente en aquellos casos de colonización de nuevos ambientes por parte de un grupo pequeño separado de una población original. En pocas generaciones el grupo pequeño será diferente a la población de la cual proviene y las diferencias adquiridas se habrán producido por la deriva genética.

Lischetti, Mirtha, Antropología, Buenos Aires, Eudeba, 2004, p. 277.

Fragmento C

El debate que en la segunda década de este siglo tuvo lugar entre la psicología introspeccionista de la conciencia y los enfoques objetivistas recibe en la Unión Soviética una significación particular al entrelazarse con los procesos revolucionarios y de cambio cultural que vivía esa sociedad. El enfrentamiento entre ambas líneas ocurre en 1923 entre Chelpanov, y un dis­cípulo suyo, Kornilov, cuyo propósito fue crear las bases de una psicología objetiva. Colombo, M. E. y Stasiejko, H., Psicología. La actividad mental, Buenos Aires, Eudeba, 2004, p. 87.

8. Relea los fragmentos de la consigna anterior. En cada uno subraye las causas o las conse­cuencias.

9. Trate de escribir nuevamente cada fragmento. Recuerde que puede hacer énfasis en la causa o en la consecuencia.

10. En el siguiente fragmento intente analizar el enlace de las ideas. Para eso identifique las palabras que condensan ideas, conceptos o desarrollos anteriores y dan comienzo a nuevos razonamientos.

El caos de 1975, la crisis de autoridad, las luchas facciosas y la muerte presente cotidianamente, la acción espectacular de las organizaciones guerrilleras -que habían fraca­sado en dos grandes operativos contra las unidades militares en el Gran Buenos Aires y Formosa-, el terror sembrado por la triple A, todo ello creó las condiciones necesarias para la aceptación de un golpe de Estado que prometía restablecer el orden y asegurar el mono­polio estatal de la fuerza. La propuesta de los militares -quienes poco habían hecho para impedir que el caos llegara a ese extremo- iba más allá: consistía en eliminar de raíz el problema, que en su diagnóstico se encontraba en la sociedad misma y en la naturaleza irresoluta de sus conflictos. El carácter de la solución proyectada podía adivinarse en las metáforas empleadas -enfermedad, tumor, extirpación, cirugía mayor-, resumidas en una más clara y contundente: cortar con la espada el nudo gordiano.

El tajo fue en realidad una operación integral de represión, cuidadosamente planeada por la conducción de las tres armas, ensayada primero en Tucumán -donde el ejército intervino oficialmente desde 1975- y luego ejecutada de modo sistemático en todo el país. Así lo estableció la investigación realizada en 1984 por la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas, la Conadep, que creó el presidente Raúl Alfonsín, y luego la justicia […]

Romero, L. A., Breve historia contemporánea de la Argentina, Buenos Aires, F.C.E., 1996, p. 65.

Las explicaciones de modo

Las explicaciones no siempre establecen relaciones de causalidad-consecuencia, sino que a veces para explicar un objeto, concepto o idea se los describe. Estas explicaciones que consisten en una des­cripción reciben el nombre de explicaciones de modo y obedecen a las preguntas ¿cómo es? ¿en qué consiste? ¿cuáles son sus partes?

Este tipo de explicación abunda en las enciclopedias, como es el caso del texto siguiente, donde se explica qué es una planta o vegetal:

Vegetal o Planta, cualquier miembro del reino Vegetal o reino Plantas (Plantae) formado por unas 260.000 especies conocidas de musgos, hepáticas, heléchos, plantas herbáceas y leñosas, arbustos, trepadoras, árboles y otras formas de vida que cubren la tierra y viven también en el agua. Se abarcan todos los biotipos posibles: desde las plantas herbáceas (terófitos, hemicriptófitos, geófitos) a las leñosas que pueden ser arbustos (caméfitos y fanerófitos), trepadoras o árboles (fanerófitos). Del mismo modo son capaces de colonizar los ambientes más extremos, desde las heladas tierras de la Antártida en las que viven algunos liqúenes hasta los desiertos más secos y cálidos en los que sobreviven ciertas acacias, pasando por toda una gama de sustratos (suelo, rocas, otras plantas, agua). El tamaño y la complejidad de los vegetales son muy variables; este reino engloba desde pequeños musgos no vasculares, que necesitan estar en contacto directo con el agua, hasta gigantescas secuoyas —los mayores organismos vivientes— capaces, con su sistema radicular, de elevar agua y compuestos minerales hasta más de cien metros de altura.

http://es.encarta.msn.com/encyclopedia_761568511/Vegetal.html

Como ustedes habrán observado, en el fragmento que acaban de leer aparece una enumeración de distintas especies de plantas que conforman lo que se conoce como vegetales. Además de nombrar las varie­dades de plantas, se mencionan algunos biotipos posibles y los lugares del planeta donde se encuentran.

Las explicaciones de modo también aparecen en los textos de estudio, pero en ellos no solamente se describen objetos físicos sino también -como venimos repitiendo- conceptos y teorías, es decir objetos de conocimiento (ver Capítulo 1). Es el caso del ejemplo que sigue:

Estructura y cultura

Por “estructura” entendemos las actividades observables que componen el sistema po­lítico. Decir que ciertas acciones tienen una estructura significa simplemente que existe una cierta regularidad común a todas ellas. Así, cuando se trata, por ejemplo, de un tribunal de justicia, podemos hablar de las interacciones entre el juez, el jurado, el fiscal y los abogados, los testigos, el acusado y el querellante. El ejemplo sirve para aclarar que, cuando hablamos de actividad política, no nos referimos a todas las actividades del individuo que de una manera u otra participa de ella, sino sólo aquellas actividades que se relacionan con el proceso político. Los jueces, los abogados, los testigos, los acusa­dos y los querellantes son todos hombres que presentan particularidades propias en su específico campo de acción. Denominamos rol a aquel aspecto peculiar de la actividad de los individuos que se vincula con los procesos políticos. Los roles son las unidades que componen todos los sistemas sociales, incluidos los sistemas políticos. Por lo general, los individuos que forman parte de una sociedad desempeñan roles de diversos siste­mas sociales, además del sistema político; por ejemplo, en la familia, los negocios, las iglesias y los clubes sociales.

Una de las unidades básicas del sistema político es pues, el rol político. Nos referimos en particular a los roles que se relacionan mutuamente formando estructuras. De esta manera el ser juez es un rol, en tanto que un tribunal de justicia constituye una estructura de roles.

A.A.V.V., Ciencias Políticas. Materiales de Cátedra, p. 90.

En este fragmento que usted acaba de leer aparece la explicación del término “estructura” como “actividades que componen el sistema político” y se describen cuáles son esas actividades. No se men­cionan, en cambio, ni causas ni consecuencias de lo que se explica.

En el desarrollo de una explicación de modo puede ocurrir que se introduzca un objeto de conoci­miento no mencionado hasta ese momento y que a continuación se lo describa. Es el caso del ejemplo anterior: primero se explica el término “estructura”, luego se introduce el término “rol”, y también se procede a definir y a describir este último. Esto produce un encadenamiento de definiciones y explica­ciones de varios términos.

Algunas características de las explicaciones de modo Enumeraciones

Muchas veces, en este tipo de explicación se presentan enumeraciones.2 Por ejemplo, en el siguiente fragmento, se hace una enumeración de elementos que conforman la “cultura de masas”.

Cultura de Masas

Entre los materiales típicos de la cultura de masas suelen mencionarse novelas rosa, radioteatro, determinadas películas, comedias y espectáculos de revista, dibujos animados, historietas, canciones, novelas policiales, relatos de ciencia ficción, obras de divulgación.

Altamirano, C, Términos críticos de sociología de la cultura, Buenos Aires, Paidós, 2002, p. 42.

Clasificaciones

También los objetos que se describen suelen aparecer clasificados, es decir agrupados de acuerdo con alguna característica que poseen en común. Por ejemplo, en el fragmento que sigue se explica el término “movilidad social” y se la clasifica en “movilidad vertical” y “movilidad horizontal”.

2. Acumulación que consiste en nombrar sucesivamente objetos, cualidades, conceptos, etcétera.

Movilidad Social

El término movilidad social se refiere a los movimientos de individuos y grupos entre las distintas posiciones socioeconómicas. La movilidad vertical significa el desplazamiento hacia arriba o hacia abajo en la escala socioeconómica. Quienes ganan propiedad, renta o status se denominan móviles ascendentes, mientras que quienes pierden se designan como móviles descendentes. En las sociedades modernas abunda también la movilidad hori­zontal, que alude a la traslación geográfica entre vecindades, ciudades y regiones. Con frecuencia la movilidad vertical y la horizontal se combinan. Por ejemplo, un individuo que trabaja en una empresa de una ciudad puede promocionarse a una posición más elevada en una dependencia de la compañía situada en otra localidad, o incluso en otro país.

A.A.V.V., Ciencias Políticas. Materiales de Cátedra, Buenos Aires, p. 114.

Verbos

En las explicaciones causales -como dijimos- los verbos están en tiempo presente porque se consi­dera que lo que se explica es a-temporal, y en estas explicaciones descriptivas o de modo sucede lo mismo. Un ejemplo de esto es el fragmento que sigue (donde hemos destacado los verbos):

Por lo general, los individuos que forman parte de una sociedad desempeñan roles de diversos sistemas sociales, además del sistema político; por ejemplo, en la familia, los negocios, las iglesias y los clubes sociales.

Una de las unidades básicas del sistema político es pues, el rol político. Nos referimos en particular a los roles que se relacionan mutuamente formando estructuras. De esta manera el ser juez es un rol, en tanto que un tribunal de justicia constituye una estruc­tura de roles.

A.A.V.V., Ciencias Políticas. Materiales de Cátedra, Buenos Aires, p. 90.

A veces, lo que se describe es algo que ya no existe (esto ocurre en los textos de historia y también en los que narran[1] los antecedentes de una disciplina o de una teoría). En esos casos, se usa un tiempo verbal que sitúa esa descripción en el pasado,[2] como en el fragmento que sigue:

Negros esclavos y negros libres

Los esclavos configuraban un sector eminentemente urbano, aunque su presencia en las zonas rurales no debe ser subestimada. Como grupo laboral los negros eran destina­dos fundamentalmente al servicio doméstico y a las filas del artesanado. Como integran­tes del servicio doméstico solían ser alquilados a terceros y su jornal, o parte de él, entregado a su ama; ésta era, sin duda, una de las principales fuentes de ingreso de las mujeres solteras o viudas del Buenos Aires virreinal. Entrenados en los diversos oficios, los negros libres y esclavos conformaban buena parte del sector artesanal; pero, a pesar de ello, rara vez llegaban al rango de maestro, pues eran fuertemente discrimi­nados por los artesanos blancos.

A.A.V.V. Introducción al conocimiento de la Sociedad y el Estado, Módulo único,
Buenos Aires, Eudeba, 2001, p. 65.

Trabajos prácticos de aplicación

11. Los fragmentos que siguen son ejemplos de explicaciones modales.

a) Identifique en cada caso el objeto que se describe.

b) eñale en cada fragmento las características de la explicación modal (enumeración, clasifi­cación, tiempos verbales).

Fragmento A

LOS ARTESANOS

Agrupados en gremios por rama de actividad, los artesanos constituían un sector urbano infaltable en las ciudades más importantes del Virreinato.

La pertenencia a un gremio daba al artesano un lugar reconocido y respetado en la sociedad colonial. Cada gremio estipulaba los productos que debían ser producidos, los materiales que debían emplearse y el precio que podía pedirse por el bien terminado.

Introducción al conocimiento de la Sociedad y el Estado, Módulo único,
Buenos Aires, Eudeba, 2001, p. 65.

Fragmento B

LOS TRES ESTADOS DE LA MATERIA

Todas las sustancias pueden existir, al menos en principio, en los tres estados: sólido, líqui­do y gaseoso. Los gases difieren de los sólidos y de los líquidos en la distancia de separación entre las moléculas. En un sólido, las moléculas se mantienen unidas en forma organizada, con poca libertad de movimiento. En un líquido, las moléculas están unidas pero no en una posición tan rígida y se pueden mover libremente. En un gas, las moléculas están separadas por distancias que son grandes en comparación con su tamaño. Los tres estados de la materia pueden ser convertibles entre ellos sin que cambie la composición de la sustancia. Las sustancias se caracterizan por sus propiedades y por su composición. El color, punto de efusión y punto de ebullición son propiedades físicas. Una propiedad física se puede medir y observar sin que cambie la composición o identidad de la sustancia.

Chang, R., Química, Buenos aires, Me Graw Hill, 1997, p. 45.

Fragmento C

Comunidad. Es un término que tiene variadas aplicaciones a la realidad histórica pasada y actual. Por una parte, la comunidad es la forma primigenia de agrupamiento humano. Por otra parte, en la actualidad se denomina así a determinados grupos caracterizados por una fuerte cohesión (por ej. Religiosos) o por rasgos o intereses comunes (por ej. Una comuni­dad científica). Se habla también de comunidades localizadas en diferentes magnitudes geográficas, como el barrio, la aldea o la ciudad, una provincia, un país (comunidad nacio­nal), un continente o región, e incluso se ha desarrollado la idea de la comunidad internacio­nal de los pueblos y los Estados.

Di Telia, T. et. al., Diccionario de Ciencias Sociales y Políticas, Buenos Aires, Emecé, 200, p. 102.

IMAGEN 54

 

En el texto que sigue se observa esta combinación de explicación casual y modal:

IMAGEN 55

Narraciones y explicaciones

La narración -como dijimos en el capítulo anterior- es el tipo de secuencia[3] más habitual que circula en la sociedad: las noticias, los cuentos, los chismes, las biografías, la historia, son textos en los cuales predomina la narración sobre cualquier otro tipo de secuencia.

En los textos de estudio también aparecen relatos, pero en general no se los incluye porque resulten entretenidos, sino porque también son una manera de enlazar ideas. En casi todas las disciplinas, fre­cuentemente, las explicaciones están desarrolladas a partir de un pequeño relato que sirve de introduc­ción. Así, las narraciones no solamente comunican hechos históricos, sino que también se usan para: situar a un científico en su época, un concepto, una teoría, narrar la evolución de una rama de la ciencia o de una investigación.

Algunas características de las narraciones La función de las narraciones

Los hechos narrados raramente están contados por su valor anecdótico, sino que se narran para demostrar, explicar, justificar el desarrollo de una idea determinada o una interpretación del hecho. Frecuentemente, como hemos dicho antes, en los textos de estudio aparece una combinación de narra­ción y explicación. Es muy habitual que un tema comience con una secuencia narrativa, pero lo que realmente interesa es:

  • la interpretación de los sucesos narrados
  • su relación con conceptos teóricos
  • su relación de causa o consecuencia con otros sucesos

Por ejemplo, para explicar una relación de causa-consecuencia como pueden ser los alcances de la política liberal en la economía argentina, se pueden narrar acontecimientos.

Ejemplo A: (para mostrar una relación de causa-consecuencia):

La cochinilla, un sólido tinte rojo, procedía de varias zonas de Centro América, sobre todo de Oaxaca. Su producción y embarque dependían de circunstancias como el grani­zo, los vendavales y las plagas de los escarabajos. Como resultado, las cosechas y el total de los envíos fluctuaban ampliamente de año en año.

Bethell, Leslie (comp), Historia de América Latina, Barcelona, Editorial crítica, p. 67.

Ejemplo B: (para justificar la necesidad del estudio de una disciplina)

El rápido desarrollo de una tecnología cada vez más avanzada a lo largo del presente siglo nos ha dado más herramientas para estudiar lo que no puede verse a simple vista. Utilizan­do computadoras y microscopios electrónicos los químicos pueden analizar, por ejemplo, la estructura de los átomos y de las moléculas -las unidades fundamentales en las que se basa el estudio de la química-, así como diseñar nuevas sustancias con propiedades específicas […]. A medida que nos preparamos para dejar el siglo XX, sería conveniente pregun­tarnos cuál será el papel de la química entre las ciencias del próximo siglo. Es casi seguro que continuará teniendo una importancia fundamental en todas las áreas de la ciencia y la tecnología […]. Cualesquiera que sean las razones para tomar un curso introductorio de química, al adquirir un buen conocimiento en este tema se podrá apreciar mejor su impacto en la sociedad y los individuos.

Chang, R., Química, Buenos Aires, Me Graw Hill, 1997, p. 4.

Ejemplo C: (para explicar el significado de un hecho histórico)

El 24 de marzo de 1976 asumió el mando la Junta Militar, formada por los comandantes de las tres Armas, que designó presidente al general Jorge Rafael Videla, comandante del Ejército. Videla se mantuvo en el cargo hasta marzo de 1981, cuando fue reemplazado por el general Roberto Marcelo Viola, que en 1978 lo había sucedido al frente del Ejército. Sin embargo, la Junta siguió conservando la máxima potestad, y las tres armas se dividieron cuidadosamente el ejercicio del poder.

Con el llamado Proceso de Reorganización Nacional, las Fuerzas Armadas se propusieron primariamente restablecer el orden, lo que significaba recuperar el monopolio del ejercicio de la fuerza, desarmar a los grupos clandestinos que ejecutaban acciones terroristas ampa­rados desde el Estado y vencer militarmente a las dos grandes organizaciones guerrilleras: el ERP y Montoneros. La primera desapareció rápidamente, mientras Montoneros logró sal­var una parte de su organización que, muy debilitada, siguió operando desde el exilio. Pero además, en la concepción de los jefes militares, la restauración del orden significaba elimi­nar drásticamente los conflictos que habían sacudido a la sociedad en las dos décadas anteriores, y con ellos a sus protagonistas. Se trataba en suma de realizar una represión integral, una tarea de verdadera cirugía integral.

Romero, J. L., Breve Historia de la Argentina, Buenos Aires, Tierra Firme, 2004, p. 187.

Los sujetos que intervienen

En las narraciones más corrientes que circulan en la sociedad, en general, los hechos son realizados o soportados por sujetos humanos e individuales. Por ejemplo:

Manuel sospechaba que el libro escandalizaría a la gente. Elenita lo leyó y pensó lo mismo. El libro tenía un lenguaje crudo que sacudió a sus amigos. El escritor entonces confirmó sus sospechas.

En los relatos de los textos de estudio aunque también hay sujetos individuales, la mayor parte de los sujetos no son individuos humanos, sino que:

  • Representan a grupos, es decir son genéricos (Porejemplo: “Los legisladores yrigoyenistas retomaban en líneas generales el programa petrolero enunciado”; “Desde principios de si­glo la industria de la carne refrigerada había sido monopolizada por los capitales britá­nicos”).
  • O bien son procesos, estados o situaciones (Por ejemplo: “La crisis económica y financie­ra de 1929 tuvo significativa importancia por varias razones […], “El panorama político argentino se presentaba hacia 1927 con un mayor grado de complejidad que seis años atrás”).
  • Son entidades abstractas (El origen del psicoanálisis se remonta a fines del siglo XIX; La gran versatilidad del agua proviene de su tendencia….).

Las referencias temporales

Los hechos que se cuentan en las narraciones transcurren en el tiempo, y para indicarlo, se utilizan diversas expresiones. Algunas de las cuales pueden ser:

en esa época

en ese momento,

en el siglo siguiente

fechas específicas (en 1830, etc.)

en la década anterior

al día siguiente

unos años después

al fin de su mandato

mientras

cuando

 

 

 

 

 

 

 

 

IMAGEN 56

Algo más sobre las referencias temporales

Como dijimos, en las narraciones o relatos hay palabras o expresiones que indican el tiempo y también el lugar en que ocurren los acontecimientos. Algunas de esas palabras son las que hemos desta­cado en el ejemplo siguiente:

La invención del cinematógrafo produjo, indudablemente, una nueva forma de arte, el arte del siglo XX. Al igual que la pintura, la escultura o la música, el cine tuvo sus propios genios. Charles Chaplin fue uno de ellos, no sólo por haber sido un innovador y un cómico genial sino porque se convirtió en un crítico observador de su realidad. Lo de­muestran dos testimonios de su vasta obra: “Tiempos modernos” y “El gran dictador”. En el primero de estos filmes, estrenados en 1936, Chaplin mostró las desventuras de un obrero industrial ante la línea de montaje. La comicidad que despertó la antológica escena en la que “Carlitos” no alcanzaba la velocidad de la cinta transportadora quedó opacada por la impotencia que su realismo hizo sentir al espectador.

En 1940, durante la Segunda Guerra Mundial, en pleno apogeo nazi, la segunda de estas películas provocó también un doble efecto. La alegoría hitleriana contenida en “El gran dictador” fue cómica por la ridiculización, pero desnudó la locura contenida en el poder omnímodo y el dramatismo quedó crudamente evidenciado.

Industrialismo y autoritarismo fueron los temas predominantes de la primera mitad del siglo XX.

El siglo XX comenzó en un clima de optimismo. Los europeos vivieron la sensación de que el desarrollo económico era una marcha indefinida.

Introducción al conocimiento de la Sociedad y el Estado. Módulo único, Buenos Aires, Eudeba, p. 257.

Pero a veces, cuando se combinan explicaciones y narraciones, la explicación utiliza el tiempo presente para referirse a hechos que ocurrieron en el pasado, y esto puede dar motivo a confusiones. Por ejemplo, observe en el texto siguiente que las palabras que hemos destacado en la explicación no se refieren al momento y al lugar en que el autor está escribiendo, sino al siglo XVIII, que es donde está ubicada la narración. El autor habla del siglo XVIII (“esta época”) y de Europa (“Esta Europa”) como si fueran el momento (presente) y el lugar (aquí) en que está escribiendo. Pero no es así:

El siglo de las luces: el dieciocho

[…] con la ilustración comienza la Modernidad en el pensamiento europeo. Esto quiere decir, que de aquí en más el intento de explicar el universo y descubrir las leyes naturales (que ya había comenzado en el Renacimiento) también se extiende al ámbito de lo social y cultural. Esta Europa que se halla en expansión y que, por ende, entra en contacto con otros pueblos y culturas elabora en este siglo una de las críticas más radicales al sistema monárquico y a la civilización en general. De hecho los principales protagonistas de esta época fueron los pensadores franceses en el contexto pre-revolucionario. Pero esto no quiere decir que sólo Francia fuera el escenario de la tumultuosa vida social e intelectual. En toda Europa pueden verse los signos de este nuevo siglo, que […] reivindica un nuevo orden en el cual el hombre puede ser feliz en la tierra y no ya después de la muerte.

Lischetti, Mirtha, Antropología, Buenos Aires, Eudeba, 2004, p. 75.

IMAGEN 57

Trabajos prácticos de aplicación

12. Vuelva a leer el texto de Química que dimos como ejemplo de narración. Allí aparece tres veces la palabra ‘siglo’ ¿A qué se refiere cuando dice “el presente siglo” y a qué se refiere cuando dice “el próximo siglo”? Observe la fecha de publicación del libro de donde fue extraído el fragmento.

13. Lea este texto y luego responda las preguntas que aparecen a continuación.

El esperanto

El esperanto fue propuesto al mundo por primera vez en 1887, cuando el doctor Lejzer Ludwik Zamenhof pubicó en ruso un libro con el título Lengua internacional. Prólogo y ma­nual completo (para rusos). El nombre de esperanto fue adoptado universalmente puesto que el autor había firmado su libro con el pseudónimo de Doktoro Esparante (doctor esperanzado). En realidad, Zamenhof, nacido en 1859, había empezado a soñar con una lengua internacio­nal desde la adolescencia. […] Los orígenes y la personalidad de Zamenhof han contribui­do sin duda tanto a la concepción como a la difusión de su lengua. Nacido en el seno de una familia judía de Biatystok, en el área lituana que pertenecía al reino de Polonia, que estaba bajo el dominio del zar, Zamenhof creció en una encrucijada de razas y de lenguas, agitada por impulsos nacionalistas y por permanentes oleadas de antisemitismo. La experiencia de la opresión y, más tarde, de la persecución llevada a cabo por el gobierno zarista contra los intelectuales, especialmente los judíos, había hecho que aparecieran al mismo tiempo la idea de una lengua universal y la de una concordancia entre los pueblos. Además Zamenhof se sentía solidario con sus correligionarios y deseaba el regreso de los judíos a Palestina, pero su religiosidad laica le impedía identificarse con formas del sionismo nacionalista y más que pensar en un regreso a la lengua de sus padres, pensaba que los judíos de todo el mundo podían ser unidos precisamente por medio de una lengua nueva. Mientras el esperanto se divulgaba por varios países, primeramente en el área eslava, des­pués en el resto de Europa, suscitando el interés de sociedades eruditas, filantrópicas, lingüística y dando origen a una serie de congresos internacionales, Zamenhof había publi­cado, también en forma anónima, un panfleto a favor de de una doctrina inspirada en la fraternidad universal, el homaranismo. Otros seguidores del esperanto habían insistido (con éxito) en que el movimiento en pro de la nueva lengua se mantuviera independiente de posiciones ideológicas particulares, puesto que si la lengua internacional debía afianzarse, sólo podía hacerlo atrayendo a hombres de ideas religiosas, políticas y filosóficas diversas. Incluso se habían preocupado de que se mantuviera oculto el hecho de que Zamenhof era judío, para no dar’pie a sospechas de ningún tipo, en un período histórico que, recordémos­lo, estaba cobrando fuerza en muchos ambientes la teoría del “complot judío”. Sin embargo, a pesar de que el movimiento esperantista había logrado convencer de su absoluta neutralidad, el impulso filantrópico y la religiosidad laica de base que lo animaba no pudieron dejar de influir en su aceptación por parte de muchos fieles -samideani, como se dice en esperanto, copartícipes del mismo ideal. Además, en los años de su naci­miento, la lengua y sus defensores fueron prácticamente condenados por el suspicaz go­bierno zarista, entre otras cosas porque tuvieron la suerte-desventura de obtener el apoyo apasionado de Tolstoi, cuyo pacifismo humanitario era interpretado como una peligrosa ideología revolucionaria. Finalmente, esperantistas de varios países fueron más tarde per­seguidos por el nazismo (Lins, 1988). Ahora bien, la persecución tiende a reforzar una idea: la mayor parte de las otras lenguas internacionales aspiraban a presentarse como ayudas prácticas, mientras que el esperanto había recuperado los elementos de aquella tensión religiosa e irenística que había caracterizado las búsquedas de la lengua perfecta.

Eco, U., La búsqueda de la lengua perfecta, Barcelona, Grijalbo-Mondadori, 1994, p. 271-272

a) Lea los paratextos (ver Capítulo 2) y escriba alguna hipótesis de qué es lo que va a leer. Trate de recordar si sabe algo acerca lo que dice el título. Anótelo.

b) Identifique secuencias narrativas y explicativas. Busque señales temporales para ayudarse.

c) ¿Por qué razones -dice el autor- Zamenhof crea el esperanto? Marcar verbos que indican causa.

d) Lea nuevamente este segmento del texto: “Además Zamenhof… nueva”. Indique si: 1) hay relación de causa; 2) de consecuencia, o 3) es un dato accesorio para la creación del esperanto.

e) ¿Cuáles son las consecuencias de “el impulso filantrópico … animaba”?

f) ¿Por qué -según el autor- el esperanto y sus seguidores fueron perseguidos?

Trabajos prácticos de revisión

14. Lea el texto que sigue. A continuación hay algunas preguntas para contestar

La ecología urbana: se forma el Gran Buenos aires

Entre 1930 y 1960 se produce un proceso de migraciones internas masivas. Actúan simultá­neamente factores de expulsión de población de las áreas rurales y factores de atracción y de demanda de mano de obra en la mayor parte de los centros urbanos del país, especial­mente en el Gran Buenos Aires. El sistema Metropolitano Bonaerense (SIMEB), que cubría el 28,6 por ciento de la población total del país en el censo de 1914, tenía ya el 32,5 por ciento de la población nacional en 1947.

Veamos un testimonio de cómo se inició esa migración y de las condiciones de calidad de vida de esos pobladores hacia 1932: “Vimos aparecer en Puerto Nuevo una inmensa aglome­ración que no podríamos llamar, como hoy, Villas miseria ni ranchos. Eran una especie de tabucos, chozas misérrimas, que se extendían por cuadras y cuadras. Vimos aparecer debajo de los puentes de esos ramales que atravesaban Avellaneda, desde Puente Alsina a Dock Sud, masas de hombres sin trabajo y sin pan, que durante el día deambulaban por la ciudad solici­tando trabajo o ayuda. Llegaron a instalarse ollas populares, donde los desocupados hacían cola con sus tachitos de lata, esperando una sopa lavada. El hambre se retrataba ya en los rostros, ya en la ropa. Y se traducía en la enfermedad-plaga, en el azote de Dios de la tuberculosis; era la enfermedad de las obreras del vestido, de los trabajadores a domicilio, de la industria textil, de los frigoríficos; era la enfermedad de la juventud; era en fin, la enfermedad de los desocupa­dos, de los crotos, de los linyeras”.

Finalmente, esa gente encuentra ocupación. Al terminar la Segunda Guerra Mundial, en la capital Federal y el Gran Buenos Aires estaba concentrado más de la mitad del empleo industrial del país. Las áreas recientemente urbanizadas pujaban por obtener los servi­cios básicos, rutas y calles, medios de transporte. Esto, a su vez, iba creando las condi­ciones buscadas por las nuevas implantaciones industriales, ya que les permitía reducir los costos de instalación.

[…]

La metropolización desordenada es consecuencia de un conjunto de condicionantes socia­les, el principal de los cuales es el auge de la especulación con tierras. En la distribución de responsabilidades, debe recordarse que el perfil actual del Gran Buenos Aires es obra de las empresas inmobiliarias. […] La tarea de estas empresas se reducía a comprar tierra y revenderla en fracciones menores. Las únicas previsiones tomadas para el uso urbano fue­ron las vinculadas al trazado de calles generalmente estrechas.

Ante la nula acción oficial frente a las empresas inmobiliarias el cubrimiento desordenado del espacio provocó una mezcla confusa de funciones urbanas y carencia de servicios.

Brailovsky, A. E. y Foguelman, D., Memoria Verde. Historia ecológica de la Argentina,

Buenos Aires, Sudamericana, 1992, p. 263 y ss.

a) Marque en el margen dónde se narra y dónde se describe. Señale qué palabras o expresiones lo ayudaron a encontrar esas partes del texto.

b) ¿Qué es lo que explican esas narraciones y descripciones?

c) ¿Para qué cree usted que se incluyó la cita? ¿En qué lugar del texto lo dice?

d) ¿Qué parte del texto se resume o condensa con la palabra “esto” (final del tercer párrafo)?

e) Señale causas y consecuencias en lo tres últimos párrafos.

15. Lea el texto que sigue. A continuación hay una serie de preguntas que corresponden a distintas estrategias de lectura que hemos desarrollado en este capítulo y en otros anteriores.

El siglo de las luces: el dieciocho

Las ideas principales

[…]

El pensamiento iluminista es, en general, antiesclavista, pero las contradicciones que gene­ró la expansión colonial se reflejaron claramente en las discusiones teóricas sobre el tema. Ser esclavo para los filósofos no era justo. La condición humana como tal no podía someter­se a semejante aberración. Ahora bien, el comercio de esclavos y los pueblos esclavizados eran los denominados salvajes. Por lo tanto, la primera contradicción resultaba de procla­mar libertad para toda la Humanidad sin distinciones, cuando la realidad político-económica del colonialismo, intentaba justificar la opresión con los argumentos sobre la supuesta igno­rancia y brutalidad de los pueblos primitivos.

Estos argumentos se basaban en una concepción paternalista, la cual consideraba que la ineptitud de los negros o de los salvajes en general, para desarrollar sus capacidades inte­lectuales, se verían precipitadas si se los forzaba a vivir civilizadamente. Por ello el esclavismo era devuelto a la sociedad europea como una acción necesaria para el progreso de estos pueblos.

Esta estructura del pensamiento esclavista se fue resquebrajando cada vez más a medida que nos acercamos al siglo XIX. Duchet señala, en este sentido, que la revolución Industrial estaba próxima y que por lo tanto el capitalismo necesitaba en lugar de esclavos, fuerza de trabajo libre para favorecer el nuevo tipo de producción, circulación y consumo de los pro­ductos manufacturados. Es decir, que la idea de un asalariado o de un colono libre se conju­ga mejor con el momento económico que Europa requerirá a mediados del siglo siguiente.

Lischetti, Mirtha, Antropología, Buenos Aires, Eudeba, 2004, p. 77.

a) Trate de extraer información del paratexto, y luego lea sólo el primer párrafo. Formule una o más hipótesis sobre el tema del texto.

b) Relea el último párrafo donde dice: “La idea de un asalariado o de un colono libre se conju­ga mejor con el momento económico que Europa requerirá a mediados del siglo siguiente”.

Sin consultar el diccionario, trate de explicar qué significado tiene aquí el verbo “conjugar”. Luego controle su explicación con el diccionario.

c) En ese último párrafo aparece esta frase: “El capitalismo necesitaba en lugar de esclavos, fuerza de trabajo libre…”. ¿De qué otra manera está formulada la misma idea más adelan­te? ¿Qué expresión le sirvió a usted de indicio para encontrar la reformulación?

d) ¿Qué sentido tiene aquí el verbo devolver: “El esclavismo era devuelto a la sociedad euro­pea….”?

e) ¿Qué parte del texto es el antecedente de esta expresión: “Esta estructura del pensamiento esclavista”? Resuma la o las ideas que aparecen condensadas en ella.

f) ¿A qué autor se cita para respaldar lo que se dice en el texto? ¿Las palabras de ese autor se citan textualmente? ¿Cómo se dio cuenta?

g) Explique las causas por las cuales en el siglo XVIII:

  1. Hubo discusiones teóricas sobre la esclavitud.
  2. Se justificó la esclavitud.
  3. Esa justificación perdió fuerza.

h) ¿Qué es lo que se explica en este fragmento? Trate de formular los conceptos fundamenta­les. Escriba en su cuaderno de notas alrededor de seis o siete renglones.


  1. Las descripciones, además de constituir explicaciones de modo, integran narraciones de todo tipo. Por ejemplo, en los cuentos y novelas se describen personajes, lugares, etc.
  2. El tiempo pasado que se usa específicamente para las descripciones recibe el nombre de Pretérito Imperfecto (amaba, temía, partía). Indica que lo que se describe tuvo existencia en el pasado.
  3. Véase nota al pie número 1 del Capítulo 4.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *